<ACTIVIDADES / DIARIO>

CEREMONIA DE ENTREGA DE LOS PREMIOS PLATERO 2013

La Coordinadora del Premio Platero, Ascensión Salvatierra, pronunciando su discurso.
El portavoz del jurado, Luis Javier López Bregel, durante su intervención.
Miguel Ángel Molina Jiménez, autor del cuento Ganador “Muerte en Lima”, recogiendo su Diploma.
Bárbara Pons Prats, miembro del jurado, leyó el fragmento del Cuento Finalista “El pozo” y las palabras enviadas por su autor, Juan Jesús Luna Jurado.
Paloma Simón, jurado del Platero 2009, leyendo el discurso y el fragmento elegido por Nicolás Agustín Mattera, ganador de “Mención Honorífica” por su obra “Tomates”.
Ana Davies, ganadora de la segunda “Mención Honorífica”, pronunciando palabras de agradecimiento y leyendo un fragmento de su cuento “Puro Montecristo”.
La Embajadora Ana María Menéndez Pérez recogió el Diploma en nombre del Ganador en modalidad Poesía, Ignasi Jansá Guinchard.
La Agregada Cultural de Argentina, Valeria Rabaglia, leyendo las palabras enviadas por la escritora María Águeda Piccinini y su poema “Distancia”.
Coral Gutiérrez de Valente leyendo el breve discurso enviado por Jannet Alexandra, autora de la obra premiada “Elogio del Silencio” y dos de los poemas que la componen.
Ramón Torres leyendo el discurso enviado por la premiada Marina Piaggio y dos poemas de la obra galardonada “Soledades Marinas”.

El 27 de noviembre, en la Sala S4 del Palacio de las Naciones en Ginebra, tuvo lugar la Ceremonia de entrega de los Premios Platero de Cuento y Poesía 2013.

Ana María Menéndez Pérez, Embajadora de la Representación Permanente de España ante las Naciones Unidas y los Organismos Internacionales, abrió el acto con unas breves palabras de bienvenida, procediendo posteriormente a la entrega de los galardones.

La Coordinadora del Premio Platero, Ascensión Salvatierra, agradeció a los concursantes su participación, ya que gracias a ellos el certamen no solo existe sino que crece y se consolida año tras año, e hizo un breve resumen de lo que ha sido la edición 2013, en la que se han presentado 1.650 obras, observándose un ligero descenso de participación en poesía. Con respecto a los países participantes España y Argentina son los más representados seguidos por México, Chile, Colombia, Cuba y algunos países de Europa Central y del Este. (Para leer el discurso completo de la Coordinadora del Premio Platero 2013, Ascensión Salvatierra, haga click en el siguiente enlace: Discurso de la Coordinadora del Premio Platero 2013.)

El portavoz del jurado, Luis Javier López Bregel, expresó su gratitud durante su intervención “a los concursantes por su generosidad al compartir con nosotros sus obras” y continuó diciendo “La respuesta a la convocatoria de este premio sigue siendo abrumadora año tras año, no solo desde el punto de vista cuantitativo (cuentos y poemas recibidos), sino también por la calidad e interés de las obras presentadas que convierten en gratificante la labor de este jurado en la selección, las que a nuestro juicio, merecen una distinción. Es una tarea ardua y complicada, toda vez que la elección de unos significa en la práctica la eliminación de los demás. Permítanme referirme aquí a lo mencionado por Hemingway en el discurso de agradecimiento por la entrega del Premio Nobel en el 1954: «Todo escritor, sabiendo cuantos grandes escritores no han recibido este premio, no puede aceptarlo sino con humildad. Cada uno de los asistentes puede confeccionar su propia lista según sus conocimientos y su conciencia»

Como no podía ser de otra manera el trabajo de este jurado se ha desarrollado de una forma objetiva e imparcial. Les mencionaré como dato anecdótico que la obra elegida por unanimidad para ser Ganador del Premio Platero 2013 trata del mundo de los toros, al que no somos aficionados ninguno de los miembros que la hemos elegido.

El don de la elocuencia no está entre mis habilidades, por lo que pretendo presentarles las obras seleccionadas de una forma breve y clara.

La elección de los cuentos ganadores se ha basado, entre otros criterios, fundamentalmente en el estilo, la calidad narrativa, el ritmo, los sentimientos transmitidos, la originalidad del relato y el desenlace. Todo lo anterior confluye en la obra ganadora del Premio Platero 2013, «Muerte en Lima», de Don Miguel Ángel Molina Jiménez, que narra en tres actos (Tercio de varas, Tercio de banderillas y Tercio de muerte) los acontecimientos que experimenta un matador español obligado a emigrar a Perú por falta de reconocimiento en su país. El autor nos introduce con maestría en una historia que describe los sórdidos lugares que el matador se ve obligado a frecuentar («Hundido en un catre de metal viejo y oxidado el torero había pasado la noche encogido, plegado como un capote, tratando de impedir que el calor saliera del cuerpo»), así como los siniestros personajes con los que va a compartir su experiencia.

Los sentimientos afloran brevemente en el segundo acto con el recuerdo de su familia «abandonada» en España («Era entonces cuando los dedos se le iban a la cartera y sacaba un retrato de familia que se apretaba contra el pecho, como si así pudiera adelgazar el océano hasta convertirlo en el fino hilo de agua que le brotaba de los ojos»).

La historia nos sorprende en su último acto no por un inesperado desenlace, que ya se anuncia fatal, sino por la autoría de quien lo provoca.

En suma, es un relato que despierta y mantiene el interés, además de representar un placer añadido al lector por la calidad de su escritura.

Este jurado ha otorgado el título de Finalista a la obra «El Pozo», de Don Juan Jesús Luna Jurado. Es un interesante relato, que podríamos clasificar dentro del Género Negro. Cuenta una historia que transcurre en un pueblo de España, en la que los dos protagonistas, un niño travieso ávido de aventuras y un médico rural, se cruzan sin encontrarse. La casualidad y las creencias populares propician una serie de acontecimientos trágicos, descritos con coherencia, que se interrelacionan y nos llevan a un final insólito.

Se han concedido dos menciones honoríficas:

La primera a la obra «Tomates», escrita por Don Nicolás Agustín Mattera. La historia transcurre en Madrid y sus alrededores. En ella los múltiples personajes se van relacionando por una serie de eventos anodinos, pero ciertamente dramáticos, como si se tratara de una carrera de relevos en la que el testigo son unos tomates envueltos en un papel de periódico. Es un relato duro, tratado de una manera original y con un estilo impecable.

La segunda mención es para «Puro Montecristo», de Doña Ana Davies Rodríguez. Es un delicioso relato, cuya protagonista es una anciana entrañable y auténtica, torcedora de puros en la región de Vuelta Abajo, Cuba, que es entrevistada por una reportera y su fotógrafo. Les comenta a estos últimos su admiración por la obra «El Conde de Montecristo» y, de una forma magistral, embauca a la entrevistadora para que le compre un puro Montecristo -que resulta ser falso- por un valor disparatado.

A modo de conclusión desearía compartir con ustedes la presentación que hace la autora de esta simpática y astuta anciana:

«Si a un chocolate le añades unas hebras de azafrán se tiñe del color de la arcilla roja. Así era la piel de Natividad González, la negra octogenaria del municipio de Guayabo en Pinar del Río, que nos recibió en su casa hace ahora tres años.»

A continuación cedió la palabra a Begoña Peris de Elúa, miembro del jurado y Presidenta del Club del libro en Español, quien en su presentación de las obras premiadas en Poesía dijo:

“La obra poética recibida en esta edición 2013, ha sido muy numerosa y de gran calidad. La labor del jurado se ha revelado muy complicada, pero al mismo tiempo fascinante.

La lectura de la poesía supone la inmersión en un mundo de emociones, de sueños que el poeta expone, avivando en el lector todo un universo de sentimientos, de pasiones, de inquietudes, que pertenecen a su propia realidad.En la poesía las palabras sugieren, conmueven, emocionan, crean imágenes más allá de su propio significado, la poesía juega con el lenguaje y con la realidad, para llegarnos al alma.

El Poema Ganador, titulado “Quiero escribir”, de D. Ignasi Jansá Guinchard, es una obra breve, llena de sensibilidad, escrita con un lenguaje conciso, accesible; los versos mantienen un ritmo sostenido, musical, que contribuye a la magia incuestionable del poema. El poeta construye su obra en torno al recuerdo, al amor, la juventud, logrando con una sencillez engañosa una innegable armonía y una enorme profundidad.

“Quiero escribir el tiempo
sin fondo del recuerdo
quiero escarbar en el silencio
donde se zurce el hilo
enmarañado de los versos”

El Poema Finalista “Distancia”, de Doña Agueda Piccinini, es una obra intimista, en la que el yo poético tiene una mirada lírica y melancólica. La idea del tiempo, de lo que ha sido, lo que pudo ser y lo que es, impregna el texto del principio al fin. Su estilo es sensorial, sencillo, escueto, sin adornos.

Sentí la necesidad de escapar,
De refugiarme en otro lugar.
Aunque no había nada,
No quedaba nada de mí….
Solo dolor,
Un profundo dolor en mi pecho
Por lo que pudo haber sido
Y no fue…….

El Premio Mención Honorífica “Elogio del silencio”, de Jannet Alexandra, se trata de un conjunto de poemas relacionados con el silencio, la presencia, la urgencia, el instante, el olvido. Poesía fuertemente existencial, en la que silencio es percibido como algo consustancial a nuestro ser, a nuestra naturaleza. En su manera de tratar el lenguaje, en la meticulosa elección de las palabras y en lo que estas implican reside la fuerza de las imágenes de esta obra.

Del Poema los sonidos del silencio:

En el roce de la mano suave
Contra la áspera y lejana tierra,
En la gota alimentando el insaciable rio,
En tu voz en la distancia,
Un quejido,
El silencio.

La segunda Mención Honorífica “Soledades Marinas”, de Marina Piaggio, se trata de un poemario en el que la poetisa, con un verso limpio, fluido, explora la levedad del ser humano, ahondando con sencillez en sentimientos tan profundos como la muerte, la verdad, o la conciencia. Poesía moderna, fuerte, sensible y nostálgica, se trata de reflexiones instantáneas y personales que atraen al lector desde la primera hasta la última palabra.

Del poema Esencia:

Sobre tus manos
Mis manos
Sobre tu boca
Mi boca.
Sobre las olas
Una barca sin fronteras
Un azul dormido
La memoria.
Atardecer oceánico…
Las mareas
Se deslizan inmutables
Entre los contornos antiguos de mi costa.

Nos gustaría finalizar felicitando a los ganadores y agradeciéndoles a ellos y a los autores que no han sido seleccionados la ocasión que nos han dado de leer sus trabajos. La necesidad de elegir nos ha obligado a hacer una selección que en ningún caso descalifica al resto de participantes, a todos ellos les animamos a seguir escribiendo”.

Durante el acto se procedió a la lectura de diversos fragmentos de las obras premiadas. El fragmento del Cuento Ganador “Muerte en Lima” fue leído por su autor Miguel Ángel Molina Jiménez, quien pronunció también unas palabras de agradecimiento.

El fragmento del Cuento Finalista “El pozo” y las palabras enviadas por su autor, Juan Jesús Luna Jurado, fueron leídos por Bárbara Pons Prats, miembro del jurado, quien recogió el diploma en nombre del premiado.

Paloma Simón, jurado del Platero del año 2009, recogió el diploma en nombre de Nicolás Agustín Mattera, ganador de “Mención Honorífica” leyendo el discurso y el fragmento elegido por su autor, de la obra “Tomates”.

Ana Davies, ganadora de la segunda “Mención Honorífica”, recogió su Diploma de manos de la Embajadora, diciendo a continuación unas palabras de agradecimiento y leyendo un fragmento de su cuento “Puro Montecristo”.

La Embajadora Ana María Menéndez Pérez recogió el Diploma en nombre del Ganador en modalidad Poesía, Ignasi Jansá Guinchard, leyendo su discurso y el poema premiado “Quiero escribir”.

La Agregada Cultural de la Representación Permanente de Argentina ante las Naciones Unidas, Valeria Rabaglia, recogió el diploma del Premio Finalista en nombre de María Águeda Piccinini leyendo las palabras enviadas por la escritora y el poema ganador “Distancia”.

Coral Gutiérrez de Valente recogió el Diploma “Mención Honorífica” en nombre de Jannet Alexandra, leyendo el breve discurso enviado por la autora y dos de los poemas que componen la obra premiada “Elogio del Silencio”.

Ramón Torres recogió el Diploma “Mención Honorífica “en nombre de Marina Piaggio, leyendo el discurso enviado por la premiada y dos poemas de la obra galardonada “Soledades Marinas”.

.

De izq. a der.: Bárbara Pons, Valeria Rabaglia, Ana María Menéndez Pérez, Miguel Ángel Molina Jiménez , Ana Davies Rodríguez, Ascensión Salvatierra, Begoña Peris, Coral Gutiérrez de Valente, Ramón Torres, Luis López Bregel e Isabel Avilés.
Vista de la Sala S4 del Palacio de las Naciones Unidas durante el evento.
Página principal de actividades